Casos Notables

  • El Sr. Leary logró un convenio por la cantidad de $875,000.00 a favor del demandante en un caso de lesiones personales. En este caso el demandante (un varón de 37 años), conductor de un camión de basura, sufrió lesiones en el cuello, hombros, pecho, costillas, intestinos, espina lumbar, glúteos y articulación temporal mandibular. Este caso involucró la cirugía de disco herniado, una laminectomía de la vértebra L5 y foraminotomía, seguida de una fusión intervertebral  transforaminal en L5-S1, lesiones en la quijada, pinzamiento del hombro izquierdo, desgarre del manguito rotatorio  y pinzamiento del hombro derecho. El demandante tiene problemas preexistentes importantes.
  • El Sr. Leary , en representación de sus clientes, impugnó exitosamente la validez de unas firmas relacionadas con documentos de un Fideicomiso afirmando que éstas eran falsificadas. Esto permitió a sus clientes recibir los bienes del Fideicomiso que de otra forma no habrían recibido. El principal bien del Fideicomiso era un laudo a favor del creador del fidecomiso por un importe superior a los $5,000,000.00. En este caso participaron peritos en grafología y se obtuvo declaraciones de testigos por ambas partes con el fin de determinar la credibilidad de los testigos. Como resultado de un juicio sin jurado de cinco días se removió al fideicomisario.
  • El Sr. Leary representó a un joven involucrado en un accidente automovilístico en instalaciones escolares, alegando que a raíz de un golpe en la cabeza sufrido por el demandante, éste padecía de  ataques. La defensa tenía un argumento sólido apoyando que ellos no eran responsables de esas lesiones. Los demandados tenían una póliza de seguros limitada a $15,000.00 (con Farmers Insurance). Se exigió el límite máximo de la póliza.  Farmers Insurance no ofreció cumplir con los límites de esta póliza sino hasta dos días después de que ésta exigencia se había vencido (dejando a los demandados expuestos en lo personal a un fallo en contra superior al límite máximo de la póliza de $15,000.00). En representación del joven, el Sr. Leary se rehusó a aceptar los $15,000.00.  Posteriormente se llegó a un convenio previo al juicio obteniéndose $250,000.00, es decir, $235,000.00 más del importe del seguro de los demandados.
  • Cuando  se encontraba practicando la abogacía en Minnesota, el Sr. Leary, en un caso que planteaba una cuestión de Derecho no resuelta aún en otros casos, representó al demandante en una acción legal por negligencia médica. El primer abogado que había tenido el demandante dejó pasar la fecha límite para presentar y entregar una “declaración jurada por escrito de la revisión pericial”. El Sr. Leary trató de corregir el error del primer abogado de la parte actora obteniendo la declaración de revisión pericial y entregándosela a la defensa. Sin embargo, la defensa argumentó que el caso debía sobreseerse en apego a una ley que indicaba que la falta de cumplimiento de la parte actora al no proporcionar la declaración jurada por escrito de revisión pericial resultaría, una vez hecho el pedimento, en un sobreseimiento obligatorio de la demanda, según lo especificaba dicha ley. En esencia, la defensa alegaba que el primer abogado había dejado vencer el plazo según la ley de prescripción. El Sr. Leary se sobrepuso exitosamente a estos alegatos durante el juicio y luego en la apelación (después de que los demandados apelaron el dictamen se publicó como fuente de reglas jurídicas, sentando un precedente: Parker vs. O’Phelan (1987) 414 North Western Reporter 2d 534). Y lo hizo aseverando que el plazo para presentar una declaración jurada escrita puede ampliarse aún cuando la extensión para presentar dicha declaración se busque después del vencimiento del plazo límite de 60 días, que el reglamento que requería la declaración no era una ley de prescripción y que el tribunal de primera instancia no había abusado de su autoridad discrecional al emitir dicho fallo. El resultado obtenido por el Sr. Leary ha ayudado a muchos otros demandantes y a sus abogados en Minnesota.
  • Los adversarios del Sr. Leary lo han identificado como un “abogado sobresaliente” y en ocasiones lo han recomendado con personas lesionadas y sus familiares para que los represente legalmente.
  • El Sr. Leary representó a dos veteranos distinguidos, un capitán retirado de la Marina y a un coronel retirado del Ejército, en un conflicto en que una Asociación de Colonos intentó evitar que estos veteranos exhibieran la bandera americana en hasta-banderas en sus casas. El capitán de la Marina participó en la planeación de la invasión el Día-D a Normandía durante la Segunda Guerra Mundial y la asociación de colonos le notificó de la demanda para que quitara su bandera en el 50 aniversario de la Invasión del Día-D. La esposa del coronel del Ejército ayudó a personas judías a huir durante la persecución. El Sr. Leary se sobrepuso exitosamente a la postura de la Asociación de Colonos argumentando que la asociación no había tratado de resolver el conflicto en un arbitraje antes de acudir al Tribunal. Los veteranos pudieron seguir exhibiendo sus banderas. El caso recibió cobertura por radio y en periódicos. (Ver abajo los vínculos a los artículos de los periódicos)
    - Controversy gets run up the flagpole (June 18, 1994)
    - Attorney Thomas Leary represents WWII veterans and repels attackers in flagpole flap (July 10, 1994)
  • El Sr. Leary representó a una madre soltera que manejaba una pequeña tienda de globos que se quemó después de un acto incendiario intencional presumiblemente ocasionado por un vecino comercial. Más de 25 abogados se habían rehusado a representar a esta demandante. Una vez que un tribunal federal declaró al vecino comercial no culpable de causar este  incendio intencional (aunque sí lo halló culpable de otra serie de delitos), la compañía aseguradora del vecino (Fireman’s Fund) se negó a pagarle por la póliza de incendio a la señora cliente del Sr. Leary. Fireman’s Fund inclusive se negó a participar en pláticas para llegar a una resolución pre-litigio, porque desde el punto de vista de Fireman’s Fund  no había “conflicto que resolver”, a pesar de que el Sr. Leary  obtuvo un fallo en rebeldía  de $1,000,000 en contra del asegurado de Fireman’s Fund relativo a  la señora. En un litigio posterior representando a la señora en una acción legal en contra de un tercero por mala fé en la ejecución de la sentencia, Fireman’s Fund llegó a un convenio con la señora por $475,000.00
  • El Sr. Leary representó a la pasajera (esposa) de un conductor(su esposo) en un incidente automovilístico en que el marido iba remolcando un trailer de cierta empresa Xcargado en su totalidad con mercancía de dicha empresa. La empresa X no enganchó los frenos del trailer al camión utilizado para remolcarlo. Los frenos del camión en sí eran inadecuados y fallaron en una pendiente pronunciada ocasionando que el camión y el trailer quedaran “a la deriva” chocando y ocasionado graves lesiones a la esposa-pasajera. Se demandó a la empresa por no enganchar los frenos. Esta negó conocer al esposo-conductor, alegando que el esposo-conductor no era empleado suyo, que el esposo era empleado por su cuenta y sub-contratado a su vez por otro contratista independiente. Tambén alegaba que los frenos del camión estaban defectuosos (el camión no pertenecía a la empresa X) y que el esposo-conductor era el único responsable por no haber enganchado los frenos. Cuando el Sr. Leary tomó este caso de otro abogado, la oferta más alta para llegar a un arreglo era el importe del “costo de la defensa”. Seis meses después de haber tomado el caso, el Sr. Leary obtuvo una compensación por $2,000,000.00 para la esposa-pasajera
  • El Sr. Leary representó a un señor que resultó lesionado en un incidente automovilístico en que lo golpearon por detrás (después de que por lo menos dos abogados habían tratado de resolver el asunto en representación de dicha persona). El señor se había atendido antes del accidente de varios problemas que ya tenía en su espina cervical. Después del accidente el señor tuvo que someterse a una cirugía de fusión  cervical de tres niveles. La defensa sostenía que los problemas en la espina cervical y la necesidad de dicha cirugía eran a consecuencia de una enfermedad degenerativa pre-existente y que por lo tanto no eran responsables. El Sr. Leary argumentó lo contrario y señaló que la defensa indicaba que había “perdido” pruebas determinantes en el caso (como rayos X). La suma de $40,000 originalmente ofrecida en compensación subió a $275,000, en tanto que quedó pendiente unl pedimento para incluir una acción legal en contra del examinador médico independiente y la compañía aseguradora de automóviles.
  • El Sr. Leary representó a una mujer que iba saliendo de Qualcomm Stadium una noche, después de un partido de beisbol de los Padres. La mujer se lastimó cuando iba saliendo y caminando entre la multitud y se tropezó con una sección sobresaliente (de más de una pulgada) de la banqueta.  Teniendo como base el alegato de control inadecuado de las multitudes, iluminación insuficiente y el peligro que representaba la banqueta levantada y a pesar de que la defensa refutó estos reclamos, así como el grado y naturaleza de las lesiones de la mujer, el caso se resolvió por $105,000.00
  • El Sr. Leary representó a un señor en un reclamo surgido por un accidente entre varios vehículos en el free-way. Los diferentes conductores demandados disputaban la naturaleza y gravedad de las lesiones y culpaban a los otros  demandados de causar dichas lesiones. Las lesiones consistían en síndrome de pinzamiento subacromial en el hombro izquierdo . El Sr. Leary obtuvo una compensación  por $249,999.99 a favor de sus clientes.

Estos resultados no son garantía de éxito en casos futuros.